Pregunta de trabajo: ¿Tienes deudas?

Cuando vas a una entrevista de trabajo, debes siempre estar preparado para algunas preguntas, a la cuales se les denomina “las preguntas asesinas”. Estas preguntas van destinadas a descubrir cuáles son tus debilidades y tus problemas, los cuales pudieran repercutir en tu buen rendimiento en el trabajo. No te vamos a decir que debes mentir, ni evadirlas radicalmente, esto se haría altamente sospechoso. Pero si debes estar preparado para una respuesta cortante. Una de estas preguntas pudiera ser: Tienes deudas.

Claro que si tienes deudas, tú no estás obligado a pregonarlas, pero tampoco las debes ocultar, una respuesta cortante y que no daría pie a seguir indagando pudiera ser responder con otra pregunta como por ejemplo ¿Quién no las tiene? Y esto es cierto, todo el mundo debe tarjetas de crédito, sin que por esta razón esto quiera decir que esté atrasado, o tienen una deuda hipotecaria. Esto no es un delito. Pero lo que no puedes permitir, es que se enteren de que tienes una terrible deuda con un préstamo personal que te hicieron, y cuyos interese te están devorando.

Ya estas son cosas muy íntimas y personales que no tienen por qué conocerlas en tu sitio de trabajo, ni tus vecinos, ni siquiera tus pequeños hijos. No habría derecho de amargarles su infancia, total ellos no pueden ayudar en nada, y tampoco les ayudaría a ellos para nada en su salud mental. De manera que a preguntas necias, oídos sordos. Ni lo niegues ni lo afirmes.

¿Por qué querría saber el gerente de recursos humanos si tú tienes deudas?

Bueno, esto es muy fácil de entender, por qué querría saber el gerente de recursos humanos si tú tienes deudas, en la medida que un empleado tenga grandes problemas, esto se convertirá, también en un problema para la empresa.

Otra de las preguntas asesinas sería: tienes alguna persona a tu cargo que sea “especial”. Sí, especial, quiere decir con síndrome de Down, con algún tipo de retardo mental, sordo muda, en silla de ruedas, en estado vegetal, minusválida o simplemente demasiado grande o con Alzheimer.

¿Qué buscan con indagar esto? Muy fácil, saber si estas personas, te obligarían a faltar al trabajo con frecuencia. A lo mejor no faltas, pero trabajas bajo presión, pensando como estarán, en caso de que no dispongas quien los cuide, mientras tus estas trabajando. Quizás tengas que hacer varias llamadas al día para saber si están bien, o si comieron. Esto es lógico, ya que estas personas están más propensas a accidentes que una persona en plenitud de sus facultades.

Otra pregunta asesina pudiera ser acerca de tus preferencias sexuales

Claro ¡que indiscreción! otra pregunta asesina pudiera ser acerca de tus preferencias sexuales, muchas veces quieren indagar sobre tu vida privada, pues hay algunas circunstancias que pudieran traer complicaciones en el trabajo y eso también repercute en el buen desempeño de las labores de una persona.

Lamentablemente no es así. Todavía en pleno siglo XXI siguen existiendo prejuicios al respecto. A muchas personas que son homofóbicas, no les gusta ni siquiera tener trato con personas que piensan o sienten diferente.

Otra pregunta asesina es indagar sobre tu tendencia política

Sí, otra pregunta asesina es indagar sobre tu tendencia política, esto tampoco es problema de nadie, y no estás obligado a quitarte la careta porque a ellos les venga en gana saber si estás de acuerdo con los etarras o los odias.

Para empezar, tú no vas a hacer carrera política en tu trabajo. Cada quien con sus ideales, pero es que hay gente de gente. Si eres de una corriente o de otra, guárdatelo para ti. Por lo menos en la entrevista de trabajo.

Pudiera ser que la empresa esté muy agradecida con el gobernante de turno por favores recibidos, como también pudiera suceder que estén enfadados por haber sido víctima de multas que a ellos le parecieron injustas. Pero como eso a ti ni te va, ni te viene, mantén tu posición neutra y respóndeles “no me meto en política, si no trabajo no como” y punto, con eso les das un parado.