Las ventajas de ser un entrevistador perceptivo

Una de las personas claves en una empresa, es sin duda alguna el Gerente de Recursos Humanos, o sea esta gerencia está a cargo de una persona capacitada para la reclusión de personal en sus diferentes áreas, las cuales van a laborar en la empresa que él tiene a su cargo. Las ventajas de ser un entrevistador perceptivo, están fundamentadas en el beneficio, que éste señor pueda representar para la empresa mediante su buena selección de empleados.

Un buen entrevistador, debe ser una persona muy ducha y con conocimientos amplios en psicología para ser capaz de percibir no solo el lenguaje oral de los aspirantes, sino inclusive de poder detectar en su lenguaje corporal cualquier contradicción. La mala escogencia de una persona por parte del Gerente de Recurso Humanos, se traduce inmediatamente en perjuicio para la empresa.

Cuando una empresa firma un contrato de trabajo con una persona, debe incurrir en gastos de adiestramiento más pérdida de tiempo para el entrenamiento del nuevo empleado, si esta persona resultare incapaz, la empresa deberá prescindir de sus servicios y comenzar de nuevo en la selección de otra u otras personas. Por ésta razón, el entrevistador debe ser muy cauteloso para no cometer equivocaciones que le traigan a la empresa retardo y perdida de dinero.

¿Qué debe tomar en cuenta un Gerente de Recursos Humanos durante las entrevistas de trabajo?

Los aspectos más resaltantes que debe tomar en cuenta un Gerente de Recursos Humanos durante las entrevistas de trabajo, van encaminadas mayormente hacia la capacidad de la persona para desempeñarse con efectividad en sus labores, sin embargo existen otros aspectos que no siendo los que privan, tienen vital importancia para poder sostenerse en sus puestos de trabajo. Sin duda alguna, la presentación es muy importante al igual que el léxico de la persona, sin dejar de lado la puntualidad.

Dado que una entrevista de trabajo de manera oral no pasa más allá de ser una conversación entre el entrevistador y el entrevistado, para que el etrevistador tenga éxito en su selección de personal, debe ser una persona muy astuta y saber aplicar muy bien las normas del buen oyente. Prácticamente quien más debe hablar durante esta entrevista, es el entrevistado, el entrevistador, debe modular y orientar la conversación hacia los aspectos que necesita saber por parte de su posible candidato.

Debe ser muy claro y conciso en las preguntas que haga, sin permitir ser manipulado por sentimentalismo. Al Gerente de Recursos Humanos, no deberían importarle unos ojos bonitos, o unos labios sugestivos, ni la estatura física, ni el color de la persona.

Se supone que él está en la búsqueda de la persona idónea para desempeñarse muy bien en sus funciones, y se supone también que a no ser que se trate de un concurso de belleza, poco debe tener relevancia la belleza. Sin embargo sí es muy importante la presencia que es otra cosa. De este modo, ya puedes saber por encima, las ventajas de ser un entrevistador perceptivo dentro de una empresa.

¿Qué preguntas debe hacer un entrevistador para tomar una decisión favorable con respecto al posible candidato?

Es bastante lo que puede percibir un Gerente de Recursos Humanos mediante una entrevista de trabajo ahora te diremos que preguntas debe hacer un entrevistador para tomar una decisión favorable con respecto al posible candidato, y realmente todas ellas van direccionadas hacia el índice académico, de nada sirve que el candidato tenga muy buena presencia, que goce de simpatía y se muestre como una persona jovial y puntual, es más puede tener muchas más condiciones positivas e importantes, pero que serían inútiles si no está bien capacitado.

Explicándonos mejor si la entrevista que se está llevando a cabo es para seleccionar a buen vendedor, y nos tropezamos con un profesional de la medicina, o un excelente mecánico, en el caso de las féminas pudiéramos tener a una hermosísima diva, pero que sea incapaz de cambiar un euro por una peseta.

Nada de esto tendría pues ningún valor, si no se tienen las cualidades innatas de un buen vendedor y sobre todo, haber tenido preparación profesional y una vasta experiencia comprobable en el fascinante pero difícil mundo de las ventas.

De manera que va a depender mucho de cuál es el motivo de la entrevista, o mejor dicho de la búsqueda que se requiera, y básicamente sin menospreciar otros aspectos importantes, lo prioritario, es que el candidato, esté preparado para el cargo que se requiere.

Es aquí, donde entra en juego la astucia y la pericia de un buen entrevistador y su capacidad perceptiva. Como ya dijimos, nadie es infalible, y a veces las apariencias engañan, pero un buen entrevistador debe ser una persona muy escrutadora y suspicaz.